Aunque parezca mentira, limpiar el casco de la moto es uno de los campos más desconocidos y descuidados de la mayoría de motoristas. Imagina… Durante el año, nuestro casco sufre notables inclemencias como la polución del aire, nuestra propia respiración, el polvo que arrastra el viento o la lluvia, que no siempre es pura y cristalina.

Parece mentira pero es así. Mucha gente reduce el mantenimiento de su casco a la pantalla, que además cuida de manera errónea con productos que lo único que hacen es estropearla todavía más. Por eso, en MotoCenter Levante nos gustaría darte esta pequeña guía para limpiar el casco de la moto de una manera adecuada. ¡Allá vamos!

Limpiar el casco de la moto: Pasos a seguir

Créenos cuando te decimos que limpiar el casco es una sensación muy placentera. Cuando lo haces a conciencia siguiendo unos pequeños consejos… ¡Estrenas casco una vez -o dos- al año! Así es… el olor, el tacto, la sensación de limpieza y frescor… si no sueles hacerlo, te recomendamos que lo hagas.

Limpiar el interior del casco

Hoy en día casi todos los cascos se desarman. Suelen estar sujetos con gomas, con velcros o con botones. Ya depende de cada marca. Pero ya es difícil encontrar un casco de una gama medianamente aceptable que no dispongan de la posibilidad de desmontarlo, tanto para introducirle un intercomunicador, como para poder limpiarlo con comodidad.

Una vez desmontado el interior, toca ponerse manos a la obra. Normalmente basta con hacerlo a mano. Un poco de agua caliente, algún producto de limpieza, y a frotar unos segundos y dejarlo a remojo.

Asegúrate después de que esté bien seco. Eso implica dejarlo varios días tendido, por lo que te recomendamos que lo hagas cuando no tengas previsto coger la moto en ese tiempo, o bien tengas uno de recambio.

¡Es importante que se seque bien! Si no lo hace, se puede generar algún tipo de moho, que notes una humedad incómoda o que huela a humedad. Es mejor ser paciente. Ese olor es molesto y, ya que nos hemos tomado tiempo en lavarlo, lo pero sería que fuera peor el remedio que la enfermedad. ¿No crees?

Los cascos que se desmontan completamente por dentro (espumas incluidas) pueden incluso meterlos en la lavadora y secarlos después. Esa espuma absorbe generalmente el sudor de nuestro cuerpo, por eso es aún más importante el lavarlas cada cierto tiempo.

Productos para limpiar un casco de moto

Existen productos para limpiar el casco de la moto. En MotoCenter también los tenemos. Toallas, sprays, difusores… son productos que simplifican la limpieza del casco porque evitan el proceso de tener que lavarlos de manera más profunda. Dan muy buen resultado. Si quieres limpiar más en profundidad, también existen los clásicos jabones para limpiar con agua. Es un proceso algo más largo, pero más completo.

Desodorantes para cascos de moto

También existe la opción de utilizar desodorantes para el interior del casco. Son útiles para eliminar los olores y mantener el casco fresco durante bastante tiempo, pero no dan ese resultado tan abrumador como limpiar el casco por completo y sentirlo como nuevo. Nuestro consejo es que combines las dos opciones.

limpiar el casco de la motoLimpiar la calota del casco

Limpiar la calota del casco es el aspecto más sencillo de todo el proceso. Un paño y mucho cariño harán que en poco tiempo tengas el casco reluciente. No jabón, ni lavavajillas… si acaso algo de agua para desincrustar la suciedad. Es todo lo que necesitas.

Limpiar la pantalla

La pantalla es el elemento más sensible y más importante del casco. Una mala visibilidad por suciedad tanto dentro como fuera de ella puede comprometer seriamente tu seguridad, por eso te pedimos que vigiles este aspecto. ¡Te puede salvar la vida!

Errores a la hora de limpiar la pantalla del casco

Está tristemente extendida la idea de que un limpiacristales o un limpiador multiusos es una buena opción para limpiar la pantalla del casco. ¡Eso es un error tremendo!

Este tipo de productos tienen elementos químicos que dañan de manera irremediable todos los tratamientos que suelen tener las pantallas: protección ultravioletas, anti-vaho…

Si ya lo has hecho, no hay remedio ya, pero a partir de ahora tendrás que hacerlo de la siguiente manera.

Limpiar con agua

Agua es todo lo que necesitas para tu manual de cómo limpiar el casco de la moto. Haznos caso: un buen chorro de agua sobre la pantalla. Después de esperar unos minutos para que se ablande la suciedad o los posibles insectos, utilizas un paño suavemente para ir quitándole el agua… ¡pero no lo arrastres ni lo restriegues! Esa primera suciedad saldrá solo con depositar el paño y retirarlo después.

¿Ya has quitado esa primera capa de suciedad? Perfecto, ahora es el momento de arrastrar el paño sobre ella para que quede impecable.

Limpiar el casco en profundidad

Tu casco luce precioso con todos estos consejos, pero si quieres que el funcionamiento de tu casco no reste un ápice de calidad con el paso de los años, debes hacer algo más.

Se trata de limpiar los pequeños espacios del casco:

Las gomas de la pantalla

Es importante que las gomas de la pantalla siempre estén nutridas. Vigila que con el paso del tiempo y la suciedad queden blanquecinas o se cuarteen. Para mantenerlas, de vez en cuando puedes usar un cepillo de dientes o un bastoncillo para las orejas con algo de desengrasante o vaselina. Bastará para que absorban el producto y se hidraten, y a la vez se limpien arrastrando la suciedad después.

Mecanismo de la pantalla

La suciedad, el aire, el polvo… va entrando en los pequeños mecanismos del casco, especialmente en los de la pantalla. Habrás podido ver que, con el paso de los años, los cierres comienzan a endurecerse, a crujir o, peor aún, a quedar blandos, provocando que la pantalla se caiga constantemente.

Todo esto puedes evitarlo limpiando a conciencia esos mecanismos. Ya sabes… con mucha paciencia y con productos habilitados especialmente para ello… o bien con agua.

Se acabó la limpieza

Y esto es todo. Sigue estos pequeños consejos para limpiar el casco de la moto y, no solo disfrutarás mucho más de él, sino más tiempo. ¡Empieza hoy mismo!