Jose Cuenca y David Gavina ya tienen la maleta hecha. No les ha costado demasiado decidir qué meter en ella. Una tienda de campaña, una muda limpia y lo justo para sobrevivir a lomos de una Suzuki Van Van. La mítica moto de 125 cc que tienen los dos no alcanza más de 100  kilómetros por hora, por eso han calculado el peso justo para sobrevivir en el asfalto durante el viaje y que la moto corra lo suficiente.

Una semana. Ese es el tiempo que se han marcado para dar la vuelta a España en una Van Van, una motocicleta justa de motor que piensan exprimir al máximo. Saldrán el próximo mes de septiembre desde Aras de los Olmos y en solo siete días esperan dar la vuelta a España en el sentido inverso a las agujas del reloj para estar en Alicante “antes de la hora de la cena”, dice Jose.

Almanseño pero afincado en Alicante, Jose, igual que su compañero David, tiene una especial devoción por las motocicletas. En una conversación informal “salió la famosa frase que mueve montañas”, dice, “y los huevos están ahora en la cesta”. Ha sido padre recientemente, pero cambiará durante unos días el olor de los pañales por el de la gasolina y el asfalto para afrontar un viaje especial para él, entre los muchos otros que ha hecho.

Los dos viajeros saldrán desde el próximo Travel Event que, en la provincia de Valencia, organizará Touratech, marca de equipamiento para motos para la que trabaja Jose junto a Tienda Moto Center Levante. Desde allí llegarán al punto situado más al este de la península, en Cadaqués, y atravesarán después los Pirineos, Irún, Bilbao y la cornisa cantábrica hasta llegar a Finisterre. Desde ahí bordearán la costa gallega, bajarán hasta Isla Cristina por la ruta de la Plata. Una vez allí, irán hasta el Cabo de Gata pasando por Tarifa y finalizarán su viaje en Alicante.

 

La vuelta a España en Suzuki Van Van: un viaje para románticos de las motos

“Lo natural, teniendo en cuenta las circunstancias del viaje, es que lo hagamos en 8 días, pero nuestra intención es recortar ese tiempo y lograrlo en siete”, nos cuenta David. Al contrario que Jose -que es un romántico de la Suzuki VanVan desde hace tiempo- David Gavina espera estrenar la moto a lo grande con este viaje. También es un consumado motero, pero ha decidido acompañar a su amigo en este viaje haciéndolo a lomos de una clásica motocicleta que se ha convertido, con el tiempo, en un objeto de deseo de los amantes de las dos ruedas más clásicos, ahora que está tan de moda toda la filosofía retro.

Ambos han logrado ya el pequeño apoyo que necesitan para tal hazaña. Grabarán toda la aventura con la cámara de acción que la marca SENA les ha regalado para hacer el viaje, y parte del material se lo proporcionará Touratech España y Tienda MotoCenter Levante. De todos modos, tanto Jose como David quieren contar con lo mínimo necesario para afrontar el viaje: “El propósito es cumplir el reto y hacer de esto una pequeña aventura, sin lujos”, dicen los dos.